martes, 16 de octubre de 2012

Educación Familiar. Constitución Nacional. Poderes Públicos

 
Constitución Nacional

Fuente: Wikipedia, la enciclopedia libre
 
Lectura
La constitución (del latín cum- 'con, en conjunto' y statuere 'establecer', a veces llamada también carta magna) es la norma suprema, escrita o no, de un Estado de derecho soberano u organización, establecida o aceptada para regirlo. La constitución fija los límites y define las relaciones entre los poderes del Estado (poderes que, en los países occidentales modernos, se definen como poder legislativo, ejecutivo y judicial) y de estos con sus ciudadanos, estableciendo así las bases para su gobierno y para la organización de las instituciones en que tales poderes se asientan. Este documento busca garantizar al pueblo sus derechos y libertades.

Clasificación

La Constitución, como toda ley, puede definirse tanto desde el punto de vista formal como desde el punto de vista material. Desde el punto de vista material, la Constitución es el conjunto de reglas fundamentales que se aplican al ejercicio del poder estatal. Desde el punto de vista formal, Constitución se define a partir de los órganos y procedimientos que intervienen en su adopción, de ahí genera una de sus características principales: su supremacía sobre cualquier otra norma del ordenamiento jurídico.
El término constitución, en sentido jurídico, hace referencia al conjunto de normas jurídicas, escritas y no escritas, que determinan el ordenamiento jurídico de un estado, especialmente, la organización de los poderes públicos y sus competencias, los fundamentos de la vida económica y social, los deberes y derechos de los ciudadanos.

Según su formulación jurídica

Esta es una clasificación clásica, en virtud de la cual se conoce a las constituciones como escritas.

Constitución escrita

Es el texto legal en el que se plasman los principios fundamentales sobre los que descansa la organización del estado, los límites y las facultades del Estado, así como deberes y derechos de los individuos. Es el texto específico que contiene la totalidad o casi la totalidad de las normas básicas, y que debe ser respetado por cualquier otra norma de rango inferior.

Constitución no escrita

Este tipo de clasificación es conocido también como Constitución consuetudinaria, en el cual no existe un texto específico que contenga la totalidad, o casi la totalidad de las normas básicas, sino que estas están contenidas a lo largo de diversas leyes, cuerpos legales y usos repetidos. Un ejemplo sería la Constitución no escrita de Inglaterra cuyas fuentes de derecho las podemos encontrar en los grandes textos históricos como la Carta Magna (1215), la Petición de Derechos (1628), el Habeas Corpus (1679), el Bill of Rights (1689) y el Acta de Establecimiento (1701).

Historia del constitucionalismo

En la Edad Media comienza el desarrollo y expansión de las constituciones. En esta época se extienden las cartas, especialmente locales, que regulan la existencia de los burgos, marcando los derechos y garantías correspondientes al pueblo.
El constitucionalismo moderno parte de la época de las revoluciones liberales del siglo XVIII (Revolución de Córcega, Revolución francesa, emancipaciones americanas, etc.) como respuesta al Antiguo Régimen y su sistema absolutista o autoritario. El siglo XIX supuso un desarrollo constante de esta idea de constitución, de división de poderes y de establecimiento del derecho moderno como hoy lo conocemos. Así, con el liberalismo, las constituciones se concretan y desarrollan mucho más que en ningún otro momento histórico.
Las primeras constituciones modernas (empezando con la estadounidense de 17 de septiembre de 1787) estableciendo los límites de los poderes gubernamentales, y de protección de los derechos y libertades fundamentales con las primeras enmiendas de 15 de diciembre de 1791 conocidas como Declaración de Derechos (Bill of Rights).
El siguiente hito fundamental fue la Segunda Guerra Mundial, luego de la cual el proceso iniciado levemente en la Revolución francesa tuvo un gran desarrollo y aceptación. Este proceso fue el reconocimiento de los Derechos Humanos que, desde entonces y de manera creciente, tiene una mayor aceptación como parte esencial de toda constitución. La norma fundamental no solo es, entonces, una norma que controla y estructura el poder y sus manifestaciones en una sociedad sino que además es la norma que reconoce los derechos que el Estado advierte en todas las personas. La Constitución no otorga los derechos, como tampoco lo hacen las múltiples declaraciones que internacionalmente se han pronunciado sobre el tema, los derechos humanos son precedentes a cualquier estado y superiores a cualquier expresión de poder que este tenga.
Hasta el día de hoy el proceso demostró un desarrollo gracias al cual el modelo inicial del sujeto poderoso y violento pasó al pueblo soberano y superior en sus derechos a cualquier expresión del Estado. Hoy el sujeto poderoso no es una persona sino que es una entelequia creada por el pueblo y ocupada por él según las normas que este mismo estableció a través de una Constitución.
El punto más novedoso de este desarrollo se da con la certeza de que la mera declaración de derechos no hace a estos invulnerables a cualquier violación o intento de violación por parte tanto del Estado como de otras personas. En ese sentido el desarrollo del Constitucionalismo moderno se dedica al estudio de procedimientos que aseguren una adecuada protección a los derechos reconocidos. Algunos de estos procedimientos tienen un gran desarrollo histórico y teórico (como el habeas corpus que data del siglo XIII) y otros son aún novedosos y tienen poco desarrollo (como el hábeas corpus española.

Constitución Nacional

República Bolivariana de Venezuela

La Constitución se identifica con la formación u organización del Estado o es la norma fundamental de organización del Estado y establecer reglas que regulan el ejercicio y la relación entre el individuo y la autoridad o entre gobernantes y gobernados por ser de máxima jerarquía superior en relación con las otras normas o leyes del ordenamiento jurídico.

Concepto: Constitución Nacional, es la Ley fundamental escrita o no de un Estado Soberano, que establece la organización y funcionamiento del Estado y los ciudadanos.
División: Se divide en:
Orgánica y Dogmática. La orgánica se refiere a la organización del Estado y de acuerdo con el artículo 136 de nuestra Carta Magna, el Poder Público se distribuye entre el Poder Municipal, el Poder Estadal y el Poder Nacional. El Poder Público Nacional se divide en poderes: Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano o Moral y Electoral.
La Dogmática, trata de los derechos y garantias de los ciudadanos.
 
Funciones de la Constitución.
1- La función de la Constitución es la de distribuir atribuciones, facultades y deberes a cada uno de los órganos del Poder Público para ejecutarlas.
2- Impone un programa de acción política.
3- Consagra la organización del Estado e institucionaliza al poder político.
4- Constituye la base fundamental del ordenamiento jurídico.
5- Define a la nación venezolana con un Estado Democrático, social, de Derecho y de justicia.
6- Consagra la condición libre e independiente de la República, su patrimonio moral, los valores de libertad, igualdad, justicia y paz internacional.
7- Establece que la educación y el trabajo son los procesos fundamentales para garantizar los fines del Estado.
 
Constitución de 1999. Consta de 350 artículos más las disposiciones transitorias, dividida en tres partes fundamentales:
- La primera, dirigida a los ciudadanos: derechos humanos, civiles, incluyendo a los indígenas.
- La segunda, se refiere a los poderes públicos.
- La tercera parte, regula el Sistema Socioeconómico y de la función del Estado en la Economía.
- La cuarta parte, norma la Protección y de la Reforma de la Constitución, Disposiciones transitorias  y Derogatoria, y Disposición Final.
 
Estructura de la Constitución.
La Constitución Bolivariana se estructura en títulos, capítulos y secciones.
Título I. Artículos del 1 al 9. Principios fundamentales, consagra valores como la libertad, justicia, soberanía, la bandera, el idioma.
Título II. Artículos del 10 al 18, se refiere a la extensión geográfica, división política del país, Caracas, como capital de la República.
Título III. Artículos del 19 al 135, trata de los derechos y deberes de los venezolanos, de los derechos humanos, civiles y políticos. Derecho a la nacionalidad y a la ciudadanía. Referendo popular, entre otros.
Título IV. Artículos del 136 al 185, dedicados al Poder Público y sus funciones. Relaciones internacionales. Define y delimita el Poder Estadal y Municipal, Consejo Federal de Gobierno.
Título V. Artículos 186 al 298, tratada de del Poder Público Nacional, división y funciones.
Título VI. Artículos 299 al 321, dedicados al sistema socio-económico de la República.
Título VII. Artículos 322 al 332, consagra todo lo relacionado con la Seguridad de la Nación de la Fuerza Armada Nacional.
Título VIII. Artículos 333 al 339, se refiere a la protección de la Constitución.
Título IX. Artículos 340 al 350, dedicados a la reforma y enmiendas constitucionales, trae como novedad el artículo 347, declara el derecho del pueblo a convocar una Asamblea Constituyente para renovar el Estado y redactar una nueva Constitución y termina con las disposiciones derogatorias, transitorias y finales.
Fuente: Constitución Bolivariana, ediciones Juan Garay, enero 2001, Reedición.
 
 
Ley
 
 
 
 
 
 
 






 






 






 


 


 

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada