lunes, 26 de enero de 2015

EL Clima



Sábado, 24 de noviembre de 2012

EL CLIMA COMO RESULTADO DE LA INTERACCIÓN DE LAS GEOSFERAS
Fuente: Ciencias de la Tierra, II año de E.M.D.P. por Héctor Zamora, Ediciones CO-BO
Wikipedia, enciclopedia libre

El clima se define como el conjunto de fenómenos meteorológicos que caracterizan el estado medio atmosférico de un lugar y región. Es el resultado de observaciones periódicas recopiladas durante un periodo de 30 ó 35 años aproximadamente.


Descripción: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/d/df/ClimateMap_World.png/400px-ClimateMap_World.png
Descripción: http://bits.wikimedia.org/static-1.21wmf4/skins/common/images/magnify-clip.png
Distribución mundial de los principales tipos de clima
En otras palabras, el clima abarca los valores estadísticos sobre los elementos  del tiempo atmosférico en una región durante un periodo representativo: temperatura, humedad, presión, vientos y precipitaciones. Estos valores se obtienen con la recopilación de forma sistemática y homogénea de la información meteorológica.
Tiempo es un estado momentáneo de la atmósfera, caracterizado por los elementos que predominan en un momento dado y en un lugar determinado. Es una condición atmosférica que varía a cada momento.

ELEMENTOS Y FACTORES CLIMÁTICOS

Descripción: http://3.bp.blogspot.com/_XU5rFN7Pn_M/TOF-5_4V8TI/AAAAAAAAAFA/xjIkdr9VRaU/s1600/elementos+y+factores+del+clima.gif

Estos elementos son fenómenos meteorológicos interdependientes que, unidos a los factores, determinan el clima de un lugar o región.
La radiación solar, temperatura, presión atmosférica, vientos, humedad atmosférica, precipitaciones atmosféricas, son los principales elementos del clima.
La temperatura y las precipitaciones son los que comúnmente se tienen en cuenta para identificar de manera objetiva los distintos tipos climáticos.
Los factores, son los agentes modificadores o contribuyentes que afectan o modifican al clima. Estos son: Latitud, altitud (relieve), distribución de océanos y mares, corrientes oceánicas.
La energía solar es el conjunto de radiaciones emitidas por el sol, fluyen en el espacio y alcanza la superficie terrestre y se transforma en energía calórica.
La temperatura es una propiedad de la materia, que está relacionada con la sensación de calor o frío que se siente en contacto con ella. Indica el grado de calor sensible en la atmósfera.
Presión atmosférica, como se sabe, el planeta Tierra está formado por una porción sólida (Tierra), líquida (agua) y una porción gaseosa (atmósfera). La atmósfera es la capa gaseosa que envuelve todo el planeta donde vivimos y está formado por una mezcla de gases que en conjunto llamamos aire, este como todos los cuerpos, tiene peso el cual ejerce una fuerza sobre la superficie terrestre, es lo que se llama presión atmosférica.
Vientos, es el flujo de gases. En la Tierra, el viento es el movimiento en masa del aire en la atmósfera.
Humedad atmosférica es la cantidad de vapor de agua existente en el aire.
Precipitación atmosférica son las formas de agua en estado líquido o sólido que caen directamente sobre la superficie terrestre; que pueden ser de agua líquida, de agua sólida, como nieve o granizo, o mezclas de ambas: aguanieve. 
Latitud y altitud

Descripción: http://1.bp.blogspot.com/-LcGfm0bgPAU/UFX10h-0PUI/AAAAAAAAAAw/Xdykl1CdZz4/s320/latitudes-y-longitudes.gif



La altitud se refiere a la altura de un punto determinado en relación al nivel del mar. A medida que aumenta la altitud, disminuye la densidad de la atmósfera y, por tanto, su capacidad de absorción del calor. Por esto, cuanto más alto esté un lugar, menor temperatura tendrá. Latitud y altitud
La latitud determina la posición de un punto determinado de la tierra con relación al ecuador. Se mide dividiendo el hipotético cuadrante terrestre en 90 paralelos, cada uno de los cuales corresponde a un grado del ángulo recto. El ecuador tiene latitud 0º y los polos, 90º. Como se ha dicho, las latitudes altas reciben mucho menos calor que las bajas.
La distribución de océanos y tierras modifica el comportamiento y la temperatura en la superficie terrestre, ya que el agua no sólo se calienta más lentamente que la tierra, sino que también se enfría más lentamente, razón por la cual los océanos actúan como grandes reservas de calor y hacen menos fuertes las temperaturas en las altitudes medias y altas durante el invierno térmico, donde la temperatura media mensual es inferior a 10ºC.
Las precipitaciones atmosféricas pueden ser modificadas por tres factores de gran influencia: latitud, la altitud y las corrientes oceánicas. En general, a medida que se avanza en latitud desde el ecuador hacia los polos, el volumen de las precipitaciones disminuye. De igual manera, el aumento de la altitud hace que las precipitaciones aumenten; pero esto no ocurre de manera progresiva, porque, la altitud se hace más pronunciada, las precipitaciones disminuyen hasta desaparecer. En cuanto a las corrientes oceánicas, cuando estas son frías propician bajas precipitaciones en las zonas litorales que ellas influyen; en cambio, las corrientes oceánicas cálidas favorecen la presencia de precipitaciones.


Descripción: Lámina



Descripción: Lámina

La atmósfera permite evitar las oscilaciones de temperatura en la superficie terrestre, disminuye la radiación solar durante el día e impide la pérdida excesiva de calor durante la noche. Dentro de nuestro Sistema Solar, poseen atmósfera el Sol, la Tierra, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón. La Luna y el planeta Mercurio, carecen de ella. Esto depende exclusivamente del tamaño de los astros, ya que los más grandes tienen más fuerza de gravedad, lo que los lleva a conservar su capa de gas; los de menor volumen, en cambio, se desprenden de ella.
La atmósfera terrestre está compuesta por un 78% de nitrógeno y un 21% de oxígeno. El resto es argón (0.93%), bióxido de carbono o anhídrido de carbono (0.03%) y restos de otros gases como vapor de agua (varía de 0,1% a 5% según el clima) neón, helio, kriptón, xenón e hidrógeno.
Estructura de la atmósfera
La atmósfera cuenta con una estructura muy bien definida. Se divide en cuatro capas o esferas distribuidas según su altitud de la siguiente manera:
La tropósfera es la parte inferior y más densa de la atmósfera; es la más cercana a la superficie terrestre y en ella ocurren los fenómenos climáticos como lluvias, nubes y tormentas. A causa de la altitud existente (11 km en promedio), la temperatura va disminuyendo en esta capa de la atmósfera, llegando casi a 55¼ bajo cero en el límite entre la troposfera y la estratosfera, variación que se conoce con el nombre de gradiente vertical de la temperatura. Más del 75% del peso total del aire, gran parte de la humedad y casi todo el polvo atmosférico, están contenidos en la troposfera.
La segunda capa de la atmósfera es la estratosfera, que se extiende hasta los 80 km de altitud, compuesta de aire claro y seco. Es bastante más estable que la troposfera, al igual que su temperatura que se mantiene constante en su parte inferior, ya que se va calentando producto de la absorción de energía solar por parte de su capa de ozono, que es la variedad de oxígeno que existe en esta zona, capaz de capturar las radiaciones ultravioletas (U.V.) dañinas del sol para que no lleguen a la superficie terrestre.
La humedad casi no existe en la estratosfera, lo que trae como consecuencia una baja producción de nubes. La estratosfera, en su límite superior, alcanza una temperatura aproximada de 10¼ Celsius. Las capas inferiores de la troposfera son utilizadas para el tránsito aéreo.
Luego viene la mesósfera, donde la temperatura va disminuyendo considerablemente hasta llegar aproximadamente a los 100¼ bajo cero en el límite superior. Dada la menor densidad del aire, la difusión de la luz, que es la que da el color azul al cielo, no es capaz de concretarse.
También se le llama ionósfera, básicamente por la baja densidad del aire y la gran riqueza de iones. La importancia de esta capa es la transmisión de las ondas radiales, ya que de lo contrario, se perderían en el espacio en caso que no se reflejaran en ella.
La cuarta capa de la atmósfera se llama termósfera y a diferencia de la anterior su temperatura va en aumento hasta alcanzar los 1.000° Celsius a los 300 kilómetros de altura.
Una última zona, que no se considera como parte de la atmósfera por estar fuera de la Tierra, es la exósfera, donde las partículas materiales son tan pequeñas en número que podrán avanzar varios kilómetros y nunca chocar unas con otras. Sin embargo, posee mucho polvo cósmico que cae sobre la Tierra, y que en consecuencia, aumenta su peso aproximadamente en 10 mil ó 20 mil toneladas
adecuada para la existencia de la vida que envuelve la Tierra y mantiene su
temperatura, la protege de la radiación cósmica y constituye un eficiente sistema de intercambio de energía solar entre las regiones cálidas y frías. Nos referimos a la atmósfera terrestre.
Su formación ocurrió hace millones de años, en tiempos de la Tierra primitiva, producto de varias transformaciones en la superfici

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada